Superar a la inflación: la genética vacuna logró el desafío