Volver
Auge sostenido de la producción de carne
  • Ganadería

  • Auge sostenido de la producción de carne

  • Auge sostenido de la producción de carne vacuna, porcina y aviar, pero quedan desafíos. La producción de las tres carnes sería de 5,8 millones de toneladas al cierre de 2019. un 10% en relación al 2015. Sin embargo, para seguir esta expansión, se necesita financiación.

    La producción de las tres principales carnes en la Argentina, como son la vacuna, porcina y aviar, ha mantenido un crecimiento sostenido en los últimos años, pero quedan desafíos de cara al futuro para seguir expandiendo la producción.

    En concreto, en base a datos oficiales que fueron presentados por el actual Gobierno en el CCK recientemente, en 2015 la producción de carne bovina, porcina y aviar fue de 5,3 millones de toneladas mientras que para este año se estima que alcance las 5,8 millones de toneladas, un aumento del 10%.

    Del mismo modo, las exportaciones tuvieron un fuerte auge. En 2015 los embarques de las tres carnes eran de 418.000 toneladas cuando para este año se espera que superen el millón de toneladas, un récord para el país. Y se generarían casi el triple de divisas: de U$S 1.300 millones a alrededor de U$S 3.500 millones.

    El tipo de cambio, la apertura de nuevos mercados, sobre todo el de China, y la promoción de cada carne marcaron el camino para este boom exportador.

    En efecto, ante la aparición de la Fiebre Porcina Africana (PPA) que hizo reducir la producción de carne de cerdo, el país asiático salió a buscar carne tanto de cerdo como vacuna y aviar. Y Argentina se convirtió en un socio estratégico. Ya hay habilitados 51 frigoríficos bovinos, 26 aviar, 10 porcinos más 8 plantas dadoras de frío para que el país lo provea de carne.

    Mientras que el consumo interno, por el contrario, tuvo un leve descenso. En 2015 cada argentino consumió 113 kilos entre las tres carnes, para el cierre de este ciclo se estima que caiga a 109 kilos per cápita.

    En este sentido, hubo un cambio en la dieta de los argentinos supliendo el consumo de carne vacuna por las de pollo y de cerdo, que tuvieron un auge muy importante. La carne ovina, por su parte, se mantuvo en un kilo per cápita en estos años.

    Carne vacuna
    La producción de esta proteína animal durante el 2015 fue de 2.7 millones de toneladas y este año cerraría arriba de los 3 millones de toneladas, lo que representa un auge del 10% para este período. Y las perspectivas para el 2020 están marcadas por lo que pueda pasar con las políticas del Gobierno de Alberto Fernández.

    Para el consultor Fernando Canosa, si no hay trabas como ocurrió en el pasado, se puede seguir siendo un actor fundamental. “Hay lugar a que aumente fuertemente la producción si hay ayuda crediticia e impositiva”, dijo el referente en ganadería, quien también es miembro de la Mesa de las Carnes.

    Sin duda, las exportaciones de esta carne sobresalieron en este año, subiendo del 2015 a lo proyectado del 2019 un 298%: de 199.000 toneladas a 790.000 toneladas.

    Según los últimos números oficiales, los embarques hacia el exterior entre enero-octubre de este año fueron de 669.000 toneladas lo que generaron U$S 2. 392 millones. Entretanto, octubre marcó un nuevo récord con 96.000 toneladas exportadas.

    Y para agregar a este boom exportador, después de 10 años, Argentina volvió a cumplir en el período 2018/19 el 100% de la Cuota Hilton.

    “Estamos ante una situación inédita en el mundo por la demanda de carne que no tiene límite. El déficit de China es de 25 millones de toneladas de carne y el comercio mundial es de 30 millones por año. No hay forma de poder abastecer este faltante”, señaló Canosa.

    Por eso, China marcó este ritmo vertiginoso de las exportaciones locales, comprando el 75% del total de las exportaciones de este año.

    Canosa recordó que el gigante asiático comenzó comprando carne congelada sin hueso (carne de vaca). Pero este año se generaron los protocolos para enviar carne enfriada con y sin hueso (carne de novillos de mayor calidad).

    En cuanto al alerta de que China está comprando vacas (la fábrica), Canosa aseguró que “no podemos decir que estamos en etapa de liquidación. Sí se vendió más vacas pero eran improductivas. Hay un 62% de destete por lo cual hay un 38% de vacas que no producen terneros todos los años. Si se liquidaron esas vacas, bienvenido sea, porque vamos a aumentar la eficiencia”. Y agregó: “Ahora, China está demandando carne de novillos como lo que iba a la Unión Europea. Algunos frigoríficos están vendiendo cortes de calidad de 8.000 a 10.000 dólares”.

    Ahora bien, el consumo doméstico de carne bovina tuvo un retroceso. En 2015 cada argentino consumía 58 kilos de carne vacuna pero en 2019 se proyecta que caiga a 51 kilos. “El mercado interno sigue siendo la parte más importante de la demanda. En la medida de que podamos integrar los valores de exportación con los internos en el tiempo, los consumidores argentinos tendremos un valor menor de los principales cortes”, remarcó.

    Canosa indicó que Argentina está dentro de los primeros 4 países consumidores de proteína animal. “No se ha puesto en peligro la mesa de los argentinos, sino que se complementó con otras carnes”, argumentó.

    Carne porcina
    Fue la que más creció en porcentaje. La producción de esta proteína animal en 2015 fue de 483.000 toneladas mientras que para este ciclo se proyecta alcanzar las 635.000 toneladas, un 31% de incremento.

    “Venía agrandándose por la demanda de carne fresca que está firme en el mercado interno. Sin embargo, este año será el que menos crecerá”, dijo Lisandro Culasso, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos.

    “Las exportaciones recién subieron en los últimos dos años. Todavía no tracciona”, agregó.

    Según explicó, este año la producción no fue mayor por la falta de financiamiento y la modificación delIVA ventas. Y espera que en 2020 a producción se mantenga porque no hay grandes proyectos que se pongan en marcha. “Sí habrá un aumento de la exportación por el caso de China. El principal cliente era Rusia pero como puso un arancel (del 25%), quedó afuera del mercado”, indicó.

    Haciendo referencia a esta temática, las exportaciones dieron un salto muy importante. De las 8.316 toneladas que se embarcaron en 2015, se calcula que este año superarán las 26.000 toneladas, un crecimiento de 225%.

    Precisamente, durante el ciclo enero-octubre las ventas al exterior llegaron a 21.600 toneladas por un total de U$S 34 millones.

    Y las expectativas están puestas en China, un mercado que fue abierto este año. Ya se enviaron más de 500 toneladas (media res) y la semana pasada salió el primer embarque de 26 toneladas de jamón y paleta desde un frigorífico bonaerense.

    En relación al mercado local, el consumo tuvo una fuerte alza de 11 kilos por habitante a casi 15 kilos que cerraría el 2019. “Hay que ser muy inteligentes para que no se dispare el precio y se mantenga el mercado interno porque la carne de cerdo tiene un peso en la mesa. Tampoco se está exportando tanto.Hay que ir paso a paso. No hay que mandar todo a China pero tampoco cerrar las exportaciones”, dilucidó.

    Para Cullaso, hay que buscar un equilibrio entre ambos mercados y aumentar la producción, que es lo más importante, porque demanda hay.

    Carne aviar
    La producción de esta carne fue la que menos creció desde el 2015. En aquel año se produjeron 2 millones de toneladas y en este 2019 se estima 2,2 millones de toneladas, un 4% de crecimiento.

    “Los crecimientos fueron mínimos. Nos preocupamos más por sostener y defender los volúmenes que estábamos produciendo. En este 2019 estamos terminando con un crecimiento real tanto en unidades como en toneladas. Esto es por mayor cantidad de animales faenados y mayor peso de los animales”, sostuvo Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas.

    En este sentido, el consumo interno creció levemente de 42,6 kilos por habitante en 2015 a casi 43 kilos que finalizaría este ciclo.

    Y en referencia a las exportaciones, se elevó de 207.000 toneladas en 2015 a las 270.000 toneladas que se proyectan para el 2019, un auge del 24%. Para tener en cuenta, en el período enero-octubre se comercializaron al mundo 216.000 toneladas por U$S 343 millones. Según el directivo, este auge fue por sin duda por el tipo de cambio.

    En cuanto a lo que se viene en 2020, el objetivo del sector, según Domenech, es crecer en producción y llegar a las 2,4 millones de toneladas, consolidando el mercado interno, y a las 300.000 toneladas de exportaciones. “El sector debe conseguir la financiación para la reconversión de la infraestructura en granjas y la expansión del área industrial.

    Fuente: https://www.clarin.com/rural/auge-sostenido-produccion-carne-vacuna-porcina-aviar-quedan-desafios_0_OyXdIdGh.html

  • 2019-12-03

  • santamarina.com.ar