Volver
“Desarrollamos herramientas prácticas e intuitivas
  • Ganadería

  • “Desarrollamos herramientas prácticas e intuitivas"

  • Entrevista a Claudio Machado, co-fundador de Uniagro, destacada en el CREALab 2017 y ganadora del Certamen Agtech Ganadero en agosto de 2019.

    En 2018, las inversiones globales en AgTech alcanzaron otro año récord. El ecosistema argentino creció significativamente, con el apoyo de iniciativas públicas y privadas destinadas al fomento, la colaboración y la innovación. Las startups del sector son cada vez más y están en constante expansión. Un caso destacado es Uniagro, de base tecnológica, que desarrolla herramientas prácticas para facilitar la toma de decisiones en ganadería de precisión. Claudio Machado, uno de sus fundadores, nos cuenta el recorrido de esta startup tandilense.

    ¿Cómo surgió Uniagro? ¿Cómo la describiría?

    Somos un grupo interdisciplinario compuesto por ingenieros en sistemas, agrónomos, veterinarios e ingenieros electrónicos, nucleados en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNCPBA). A partir de estímulos que había en la ciencia y en la tecnología nacional, empezamos a materializar la idea de formar una empresa de base tecnológica centrada, en este caso, en temáticas relacionadas a la gestión de la información y la ganadería de precisión. Comenzamos con software de planeamiento ganadero (Baqueano Soft) como una evolución de las habituales planillas electrónicas, de modo de facilitar el análisis de escenarios posibles, aprender del proceso y para tomar mejores decisiones.

    ¿Qué los impulsó a crear Baqueano Soft? ¿Cuánto tiempo les llevó desarrollar el software y cómo lo probaron?

    En realidad, desde hace 20 años que venimos utilizando simulación ganadera para la investigación que realizamos desde la universidad. En la constante interacción con profesionales y productores detectamos que había un cierto déficit de herramientas simples que permitan analizar opciones estratégicas en términos ganaderos. Es decir, no existía una herramienta que permitiera hacer un planeamiento ganadero, para hacer análisis del tipo ¿qué pasa si el clima no es el previsto, o si hay variaciones en los precios, o si aumento la carga? Lo tradicional es que algunos técnicos desarrollen individualmente su planilla electrónica (Excel), pero suele ser muy difícil integrar la información de distintas fuentes. Entonces se nos ocurrió desarrollar una herramienta de fácil uso y que no requiera un conocimiento previo de fórmulas y cálculos; que integre todas las variables a tener en cuenta. Hemos usado Baqueano Soft desde 2012 en cursos virtuales para productores y técnicos, y en escuelas agropecuarias desde hace 4 años, con muy buena respuesta. La herramienta fue reconocida en CREATECH-CREALab 2017 entre las 18 innovaciones del Agro, y a la fecha tiene más de 500 usuarios.

    ¿Se trata de un software individual en el que cada uno maneja su propia información? ¿O se trabaja en conjunto con otros técnicos y/o productores?

    Lo interesante es que se generan escenarios compartibles. Estamos trabajando en la integración de análisis de escenarios regionales, a través de sistemas web; que permitan condensar un procesamiento de información de distintos análisis que están haciendo asesores, y productores en distintas áreas. Es un software que permite integrar información de distintas fuentes. Así, uno puede acceder a fuentes climáticas, obtener información de crecimiento forrajero, o de series de precios; y todo eso puede integrarse en un software. Además, el entrenamiento presencial se resuelve en un par de horas, en grupo pueden ser unas 4-8 horas y puede ser también de manera virtual.

    ¿Prevén sumarle alguna función al software en el corto mediano plazo o apuntar a otras producciones?

    Lo que tenemos hoy son soluciones que pueden aplicarse a la cría vacuna, ciclo completo y también de tambo. La idea futura es articularlo con una app y avanzar a otros indicadores complementarios como rentabilidad o emisión de gases de efecto invernadero, entre otros. En la actualidad disponemos de un prototipo educativo (3D) Baqueano orientado a producción porcina. En resumen, tenemos la capacidad de explorar otras producciones, como la aviar, ovina etc., según surja la oportunidad del desarrollo.

    ¿De qué se trata el producto galardonado en el Certamen Agtech Ganadero en agosto de 2019?

    Hace dos años comenzamos a desarrollar CControlar, un sistema de monitoreo automático para medir la condición corporal de las vacas, un indicador fundamental, predictivo de la capacidad productiva o reproductiva de un rodeo. Utiliza una cámara 3D, que fotografía a los animales desde arriba y, mediante inteligencia artificial, estima su condición corporal. La aplicación promueve el concepto de nutrición precisa, mejora de la preñez, y la idea de anticipar o detectar problemas sanitarios. También estamos trabajando en un collar que detecta actividades asociables a la detección de celo o problemas de salud, y que con un agregado posibilita organizar los animales mediante el concepto de potrero virtual, predefiniendo el área donde tienen que quedar confinados los animales con la acción del collar.

    ¿Está previsto que CControlar se lance pronto al mercado?

    Se está avanzando en la protección intelectual del prototipo existente. Asimismo, estamos a la búsqueda de nuevos inversores, para poder salir al mercado en 6 meses.

    En comparación con otros países ganaderos, ¿cómo se ubica la Argentina en cuanto a utilización de tecnologías AgTech?

    SI bien nuestros empresarios poseen tecnología avanzada en comparación al promedio de Latinoamérica podríamos decir que, en términos generales, nos estamos quedando un poco atrás. Nuestros bajos índices productivos nacionales (porcentaje de destete, mortalidades etc.) no han mejorado en los últimos 40 años. Teniendo en cuenta que hoy la tecnologías está cada vez más al alcance de la mano (Smartphone, satélites, inteligencia artificial etc.), siempre está el riesgo de enamorarnos de las mismas, y lo importante es que se desarrollen soluciones para nuestros sistemas y problemas particulares. Como reaseguro de este punto, resulta clave la opinión constante de potenciales usuarios durante todo el proceso de desarrollo, desde la captura del problema, elección de tecnología acorde para que sea robusta en condiciones de campo y también con diseño acorde a las necesidades y condiciones de los productores y profesionales.



  • 2019-11-04

  • santamarina.com.ar