Noticias

¿Cómo alimentaremos al ganado en la próxima década?

No son forrajes típicos y tampoco son granos de cereal. El Ingeniero Agrónomo Aníbal Fernández Mayer indaga en subproductos de la agroindustria, tubérculos, malezas y especies nativas, como excelentes alternativas para complementar la alimentación del ganado, con costos mínimos.

Subproductos de la industria frutihortícola

Pulpa fresca de frutas:

Los desechos de frutas y hojas de banano o mandioca, tienen un gran potencial nutricional, un buen contenido de azúcares y una alta proporción de agua. Para asegurar una adecuada fermentación, en la mayoría de los casos es necesario ensilar estos residuos junto con alguna fuente correctora fibrosa (pajas) o rica en azúcares (granos, melaza, etc.)

Pulpa de tomate:

La pulpa del tomate (mezcla de hollejo y semillas), representa un quinto del peso total del tomate fresco y tiene un alto valor nutritivo y proteico. Al ensilar la pulpa es preciso intercalarla con otros subproductos fibrosos (paja triturada, salvado de trigo, etc.), para absorber y evitar la pérdida del efluente.

Torta de prensado de aceitunas:

La torta de prensado de aceitunas (residuo que contiene el hueso y la pulpa), se obtiene al finalizar la extracción del aceite. Su valor nutritivo es bajo, pero es útil en períodos de escasez de forraje. Debido a su alto contenido de aceite (de 10% a 14%), la torta se deteriora rápidamente si permanece a la intemperie.

Orujo de uva:

Después del prensado de 100 kg de uvas, queda un residuo de 5 kg a 10 kg de orujo o escobajo (semilla, pulpa y tallos), que tiene un contenido de 50% de materia seca (MS) y un valor nutritivo relativamente bajo. Al ensilar el orujo fresco, mezclado con subproductos de alta calidad /salvado de trigo, pulpa de tomate u otros residuos energéticos-fibrosos), se mejora su fermentación y su almacenamiento y se obtiene un ensilaje bien conservado y apetecible.

Residuos cítricos:

En general, los residuos de la industria de jugos tienen un bajo nivel de materia seca (13% al 18% de MS), de proteína (5% al 9%), de calcio y de fósforo. En cambio, tienen muy buena digestibilidad (75% al 90%) y concentración energética (2,6 Mcal a 3,4 Mcal de energía metabolizable por kilo de MS), aportado por un alto contenido de azúcares solubles y fibra muy digestible (11% al 12%).

Orujo de manzana:

El orujo de manzana es un residuo de la industria de jugos y de la sidra, compuesto por la pulpa, cáscara y endocarpio (centro), de la fruta. Es pobre en proteínas (6% al 8%) y moderado en energía, con un bajo nivel de materia seca (10% al 15%).

Subrpoductos del banano

En la mayoría de las fincas del trópico húmedo se cultiva el banano y su fruta se emplea como alimento familiar cotidiano. Los residuos de su cosecha y los subproductos son de gran importancia para la alimentación de rumiantes y comprenden:

Rechazo de banana:

Las  frutas rechazadas (verdes, no maduras y maduras) son una buena fuente de energía para los animales. Las vacas lecheras o bovinos para carne las apetecen y pueden consumir grandes cantidades. Los niveles de fibra bruta (FB) y proteína bruta (PB) son bajos, así como el contenido de minerales, por lo que deben ser suministradas junto con pasto fresco u otro forraje voluminoso para prevenir problemas en el rumen. Además, es necesario agregar un suplemento rico en proteína y en minerales. Cuando se dispone de grandes cantidades de rechazo de banana, se puede ensilar. Para ello se lo debe triturar y mezclar con uno o varios alimentos ricos en proteína, como orujo seco, desecho de pescado y hojas de yuca o mandioca.

Hojas y pseudotroncos del banano:

Son fuentes de forraje muy útiles en muchos países tropicales, sobre todo en la época seca. Se pueden triturar y ensilar o distribuir frescos. Dado que tienen muy bajos niveles de proteínas y minerales, es necesario agregar alguna fuente rica en proteína (harinas  de oleaginosas, bloques de multinutricionales (BMN), hojas de yuca o mandioca, orujos, etc.), para mejorar su respuesta productiva.

Subproductos de yuca o mandioca

Las raíces y las hojas se usan como forraje para el ganado lechero y de carne:

Raíces:

En muchos países, las raíces de yuca o mandioca, frescas o secadas al sol, sustituyen a los granos de cereales y sirven de forraje en diversas formas: cortadas en tajadas, trituradas o molidas. Son una buena fuente de energía, por su rico contenido en carbohidratos solubles y almidón. La ración diaria de raíces puede ser abundante: hasta 25% del consumo total de MS, pero se debe agregar alguna otra fuente rica en proteína y minerales para equilibrar la ración total.

Hojas:

Las hojas son un alimento rico en proteínas. Si bien contienen glucósidos cianogénicos (compuestos ricos en ácido cianhídrico (HCN), que en estado fresco son tóxicos para los animales monogástricos, se pueden usar para alimentar rumiantes, ya que los microorganismos del rumen anulan el efecto del ácido. En todo caso, tanto el secado al sol como el ensilaje, eliminan la toxina.

El ensilaje es el procedimiento más sencillo y eficaz: no solo reduce la concentración de HCN a valores sin riesgo, también permite conservar el valor nutritivo de las hojas para ser usadas en épocas críticas. Luego de trituradas, las hojas o la planta completa se ensilan solas o mezcladas con alimentos ricos en energía (residuos de banana, raíces u orujo).

Subproductos de batata

Raíces, recortes, hojas y tallos:

Las raíces tienen un bajo contenido de proteína, grasa y fibra, pero alto en carbohidratos, mientras que el follaje tiene menor cantidad de carbohidratos pero mayor de fibra y proteína (Cuadro 1). Los tallos, que corrientemente se desperdician, son un forraje nutritivo y apetecido por los bovinos. Una mezcla de rechazo de Bananas (tubérculos y hojas) junto con residuos de Batata y raíces de yuca o mandioca se puede ensilar con éxito sin necesidad de aditivos.

Subrpoductos de oleaginosas

Harina de cártamo:

El cártamo es una oleaginosa que tiene menores requerimientos de agua respecto a otras del mismo tipo. La harina de cártamo es rica en fibra y contiene niveles medios a altos en proteína (18% a 22%). La eliminación parcial de las cáscaras da por resultado una harina con alrededor de 46% de PB y 21% de fibra de detergente ácido.

Harina de colza (Brassica sp.)

La harina de Colza proviene de la extracción de aceite a través de solventes orgánicos (xileno y tolueno). Se destaca por su alto nivel proteico (alrededor del 37% sobre base seca), y se caracteriza por ser muy aceptado por los rumiantes. En comparación con la harina de soja, tiene menor contenido energético y mayor nivel de fibra. 

Pastos naturales:

Paja vizcachera y pasto puna:

El autor de esta nota, junto con un grupo de técnicos de INTA Bordenave, están realizando las primeras investigaciones sobre la calidad de la paja vizcachera y el pasto puna a lo largo del año. Como información preliminar se pueden adelantar algunos resultados:

  1. Ambos pastos naturales (P.N) tienen un adecuado valor proteico (10% PB) para una vaca de cría vacía, sin ternero al pie. La paja vizcachera es ligeramente superior, especialmente en los rebrotes, que alcanzaron un promedio de 13%.
  2. Los altos niveles de fibra que se registraron en ambos P.N. y a lo largo del año, pueden restringir el consumo. Por eso, la proporción de los P.N. en la dieta (sobre base seca) no debería estar por arriba del 40% al 60%.
  3. La digestibilidad “in vitro” de la MS  fue baja (20% a 40%), aunque se pueden obtener resultados productivos en carne muy satisfactorios dependiendo la proporción que se use de los P.N. en la dieta.


Malezas

Flor amarilla (Diplotaxis Tenufolia):

Esta maleza perenne (crucífera) crece de septiembre a marzo/abril en nuestro país. En estado fresco (verde) no es consumida por los bovinos debido a la presencia de una sustancia desconocida que le da un gusto amargo y olor desagradable. Sin embargo, una vez cortada y luego de un tiempo prudencial de oreo en el mismo campo (1 a 3 días, según condiciones climáticas), se produce la evaporación y/o transformación de dicha sustancia, permitiendo que el ganado vacuno la consuma en altas cantidades. 

La flor amarilla permite la obtención de altas ganancias de peso (1 kg/día) con dietas balanceadas con granos de cereal y algún subproducto proteico (pellets de girasol, de cebada, etc.)

Especies arbóreas (sistemas silvopastoriles)           

En los últimos años, la investigación sobre sistemas silvopastoriles ha asumido un rol muy importante debido a la necesidad de diseñar sistemas productivos armónicos con el ambiente, que aprovechen los recursos alimenticios disponibles localmente.

Entre los numerosos trabajos que se están desarrollando, en especial en el trópico y subtrópico, un grupo de técnicos bajo la dirección del autor de este artículo desarrollaron un trabajo de engorde a corral de vaquillonas Angus con ramas de eucaliptos (Eucalyptus Viminalis), con la ayuda de grano de maíz (0.6% del peso vivo – p.v -) y pellets de girasol (0.4% del pv.), obteniendo una respuesta espectacular en ganancia de peso (± 1kg diario) y muy buen estado corporal.

En regiones más cálidas, se están obteniendo excelentes resultados en producción de carne con algunas especies arbóreas propias del lugar. Entre las principales características de estos forestales se destacan, los altos niveles Proteicos (20 al 28%) y moderados a bajos contenidos en fibra (niveles de fibra de detergente neutro – FDN – inferiores al 50%). Entre ellos, se puede mencionar a la Mora (Morus Alba), Leucaena (Leucaena Leucocephala), Gliciridia (Gliricidia sepium), Pithecellobium dulce y la Acacia farnesiana. 

Cuadro 1: Valor nutritivo de subproductos de la agroindustria, aptos para ensilar


En negrita, se destacan los alimentos con niveles medios a altos de proteína y energía

MS = materia seca. EM = energía metabolizable. PB = proteína bruta. FB = fibra bruta. 4,28 Megajoule (Mj) = 1 Megacaloria (Mcal) de EM

Ver todas las Noticias