Noticias

Bienestar animal: resultados cuantitativos y cualitativos

Un buen manejo de los rodeos desde el aparte hasta el traslado, puede evitar hasta un 7% de pérdidas. Informe técnico de Marcos Giménez Zapiola, especialista en Bienestar Animal, para el IPCVA

Manejo en el aparte

- El proceso comienza con el traslado del ganado desde su lote o corral de engorde. A partir de este momento, es recomendable evitar palos, picanas eléctricas, gritos y perros en los corrales

- Evitar que el cambio de ambiente sea muy notorio y prolongado para los animales

- Minimizar el período de ayuno 

Instalaciones

- Las instalaciones y  los corrales debieran estar diseñados para que los animales se muevan de manera fluída, sin caerse o golpearse

- Contar con un corral de acopio, un callejón de aparte y dos corrales de salida (uno para la tropa que queda y otro para la tropa que se va)

- Lo ideal es pesar el lote una vez cargado. En caso de que se deba usar la báscula, pesar menos animales de los permitidos cada vez, para poder cargar y descargar el lote con facilidad 

Embarque

- Lo ideal es contar con una manga corta antes de la rampa, con paredes ciegas, para que los animales no vean al camionero mientras avanzan

- La rampa debe tener una pendiente del 20% al 25%, con piso antideslizante

- No debe haber espacios abiertos entre la rampa y la jaula 

Traslado

- Elegir camiones con rejillas en el piso, separadores y rodillos en las puertas

- Tomarse el tiempo para embarcar los animales con cuidado y no mezclar rodeos de distintos lotes, para evitar disputas por jerarquía. Usar los separadores para dividir la tropa

- Evitar que los animales vayan muy apretados o muy holgados

- No arrancar el camión hasta que se haya terminado el "zapateo", para que los animales viajen lo más tranquilo posible

- El mejor camino es el que permite un viaje sereno. Esto garantiza menos estrés y pérdidas en cantidad y calidad


Ver todas las Noticias