Noticias

"Apunto a brindar un servicio integral junto al dueño del campo y al Agrónomo"

Javier Rojas Panelo tiene 35 años, es oriundo de Azul y presta servicios veterinarios en establecimientos de Buenos Aires. Desafíos y expectativas de un profesional del campo

“Hola! Si querés mandame las preguntas o llamame mañana que voy a estar en casa”. El contacto con Javier comienza vía Twitter. Al igual que muchos profesionales jóvenes del sector agropecuario, este veterinario rural de 35 años usa las redes sociales como un medio natural para informarse y contactar a otros colegas.

Javier acaba de regresar a Tandil luego de una recorrida por un campo cercano. En su casa, lo espera Mili, su esposa desde hace cuatro años y su hijo Juan Cruz, de un año y medio. “Soy de Azul y estudié Veterinaria en la UBA. Hace un mes decidimos mudarnos de San Fernando (Buenos Aires) a Tandil, en busca de una vida más tranquila y más tiempo juntos, ya que por mi profesión me la paso viajando”, comienza contando Javier.

¿En qué consiste tu trabajo?

Me dedico a las vacas para la producción de carne. Junto con otros veterinarios con los que trabajo trato de abarcar todos los temas: producción, reproducción, sanidad y nutrición.

Por otra parte, atiendo algunos campos donde me ocupo de todo. Esto me gusta mucho porque me permite salir un poco de la manga para aprender de otros temas, sobre todo el manejo del día a día de un campo.

¿Creés que el veterinario tiene que tener un rol más integral en el manejo de los rodeos?

Sí. Cuando voy a hacer tacto a un rodeo me gusta saber cómo llegó el productor a esa instancia, qué comieron los animales, qué sanidad tienen, etc. Hay campos donde se nos consulta sobre el manejo y otros donde, por ejemplo, solo hacemos tacto y después no se nos contacta más durante el año.

A lo que yo apunto es a brindar un servicio más integral en el que el veterinario esté en las decisiones del rodeo y que, junto al dueño del campo y al agrónomo, pueda hacer más eficiente la producción.

¿Cuáles son las principales barreras que afrontan hoy los veterinarios?

Uno de los temas importantes que estamos empezando a hablar es las barreras que hay a la hora de trabajar. Si bien nuestro título es nacional, no podemos trabajar libremente en todas las provincias: nos exigen que nos matriculemos. Esto implica pagar la matrícula y las cargas sociales en las distintas provincias... trabajaríamos para los colegios. Si bien pasa en varias profesiones, espero que lo podamos cambiar.

¿Qué diagnóstico hacés sobre la actualidad de la ganadería argentina?

Como sabemos la ganadería viene de años muy difíciles, en los que el stock disminuyó en 11 millones de cabezas (de 61.000.000 a 49.000.000). Pasamos de ser el tercer país exportador al número trece: hoy en día Uruguay sigue exportando más que nosotros. Además, aumentó el peso mínimo de faena por decreto, cerraron varios frigoríficos, etc...

Yo creo que este contexto se está revirtiendo de a poco. Ahora se tienen que abrir los mercados (Oriente), tenemos que volver a hacer novillos pesados y recuperar stock. Espero que el cambio de presidente de Senasa permita que se agilicen los trámites y que baje la burocracia… hay veces que a los que trabajamos en el campo nos da la sensación de que les falta manga a la hora de hacer cambios. Falta, pero vamos en ese camino...

Ver todas las Noticias